Pasadas las 15, más de una hora después del horario pautado para el inicio de la sesión especial para designar Defensor del Pueblo y al Adjunto, el presidente de la Cámara de Diputados Hugo Sager la dio por levantada.

En ese momento en el recinto había 13 legisladores, todos oficialistas, mientras que la UCR, el Frente Integrador, las tres diputadas de la CER, el PRO y el Partido Obrero no ingresaron.

El 2020 termina con la Defensoría del Pueblo vacante.

Cabe recordar que para poder designarlo es menester los dos tercios de los votos, es decir que el oficialismo iba a necesitar el apoyo de la oposición.

Si bien había expectativas en el Frente Chaqueño para lograrlo, desde la UCR anticipaban que no habían llegado a un consenso.

Fue esto último lo que terminó ocurriendo y por quinta vez no se designó a nadie para ocupar el cargo.

Fuente: Diario Chaco