Se trata del Suboficial Mayor Cristóbal Fernández, quien se encuentra en actividad con revista en la Comisaria de Miraflores. Se encadenó en el mástil mayor de la Jefatura de Policía en protesta para que agilicen sus trámites de retiro. Ahora, por esta acción, lo suspendieron, le abrieron un sumario administrativo y podría exonerarlo de la fuerza.

En la noche del miércoles, frente al edificio central de la Jefatura de Policía, en Resistencia, un equipo profesional del Departamento Servicios Sociales contuvo al Suboficial Mayor Cristóbal Fernández, quien tomó la decisión de encadenarse en el mástil. Por el hecho intervino el OCI, iniciándose el Sumario Administrativo de rigor con suspensión de funciones.

Cerca de las 21, frente al edificio policial ubicado en avenida 25 Mayo 1420, el suboficial Fernández tomó la determinación de encadenarse a modo de protesta. Dos policías se acercaron al manifestante para consultarle el motivo y éste les respondió con una serie de afirmaciones un tanto difusas pero que apuntaban a que el gobierno mejorara la situación del personal policial.

“Estoy cansado de este gobierno, que nos sigue manipulando y nos sigue mintiendo. Yo soy policía, más viejo que ustedes, pero lo que quiero es que el gobierno nos responda de una forma correcta. Acá no hay ningún motivo, nada personal contra la policía (sic) simplemente que nuestro gobierno nos responda”, dijo en declaraciones al portal Alerta Urbana.

Inmediatamente, un equipo de profesionales del Departamento Servicios Sociales le brindó contención y depuso de su actitud. Luego ingresó a edificio a dialogar con la conducción superior.

Paralelamente, se dio intervención al Órgano de Control Institucional, iniciándose sumario administrativo con suspensión preventiva de funciones, teniendo en cuenta que es un empleado que se encuentra en actividad. Por otra parte, la fiscalía en turno dispuso que no se adopten medidas judiciales.

En diálogo con CIUDAD TV, el jefe de Policía, Fernando Romero, aclaró que el reclamo puntual de Fernández apuntaba a que se agilice sus trámites de retiro. Romero explicó, sin embargo, que este tipo de acciones de protesta están vedadas para el personal policial y significan una falta grave. Es por esto que anticipó que el suboficial no sólo puede llegar a ser echado de la fuerza, sino que sus haberes jubilatorios también podrían correr riesgo.

Fuente: Chaco Día por Día