El Movimiento Somos Parte de la Unión Cívica Radical de Resistencia a través de un comunicado de prensa solicita a las
autoridades del Poder Ejecutivo provincial una “urgente investigación sobre el acto vandálico que sufrió el delegado de la OTR de Barranqueras Gustavo González y su familia en su domicilio particular”.

Al mismo tiempo manifiestan su solidaridad con “el correligionario” y repudian “este hecho brutal y salvaje que nos remota a épocas que no queremos
revivir, porque consideramos que no debemos volver a permitir la convivencia del poder político con el patoterismo que busca amedrentar a quienes opinan distinto”.

“El radicalismo siempre toleró democráticamente a quien piensan distinto. Es su esencia fundamental y es por eso que desde nuestro Movimiento Somos Parte manifestamos nuestra profunda preocupación frente a este tipo de amenazas que son de extrema gravedad para el grupo familiar al cual fue dirigido”.

“Hoy le toco al delegado de la Organización de Trabajadores Radicales
(OTR) de Barranqueras por pensar y opinar distinto al poder político, pero si lo
dejamos como un hecho aislado y lo pasamos por alto, el día de mañana la
situación se puede tornar más grave”.

“Instamos a las autoridades que corresponda del Poder Ejecutivo provincial a redoblar esfuerzos en pos de llegar a él o los responsables de este ataque vandálico, porque de lo contrario sería asumir una actitud permisiva que dejará al
libre albedrío a quienes quieran volver a actuar de esta manera para amedrentar
igualmente a otras familias de la comunidad toda, cuando así se les antoje”.- finaliza expresando el comunicado del Movimiento Somos Parte de Resistencia.