A lo largo y a lo ancho de toda la Provincia hay perfiles jóvenes que vienen trabajando codo a codo con la gente, entienden sus necesidades y se comprometen a realizar esos cambios que la sociedad demanda y que hoy es necesario que puedan estar en la vida pública.

Por eso mismo cuando recorremos la gente expresa con entusiasmo que sean ellos quienes los representen porque están el día a día atendiendo las necesidades y no solo en tiempo electoral.

Una agenda de políticas juveniles debe ser empujada por jóvenes como principales actores, quienes entienden que es necesario diseñar, organizar y ejecutar aquello que tanto nos demandan los colectivos juveniles y sociales y que en la realidad muy pocos temas son tratados o carecen de importancia.

Siguiendo estadísticas acuerdo el porcentaje de población juvenil representa el 35% de la Ciudadanía y hoy son los más perjudicados en todos los ámbitos.

La educación, la pobreza y la falta de empleo a niveles altísimos negativos son los perjuicios que atravesamos, quienes hoy se ven sin esperanzas y sin horizontes en la Provincia.

No se puede progresar si no hay empleo de calidad, no se puede estudiar si las condiciones no son dignas ni equitativas en cualquier punto de la Provincia, no se puede acceder a una vivienda o un lote si no sos amigo del gobierno de turno o usurpando la propiedad privada para presionar, así como otros tantos temas que hoy deben ser prioridad.

A veces dan ganas de irte de la Provincia a buscar un futuro próspero, pero hay que quedarse y dar la pelea porque somos nosotros quienes queremos algo distinto para futuras generaciones, como hijos de esta tierra.

El Estado llega tarde siempre, porque no se escucha a la gente, no deja participar realmente a los jóvenes y no se trabaja en serio para terminar con el clientelismo y pasar a una etapa de desarrollo y progreso.

En lo personal no aspiro a ningún cargo público.Hace poco lo expresaba cuando asumímos con jóvenes de todo el Territorio provincial, el compromiso de conducir la Juventud Radical, quiero ayudar y colaborar para que jóvenes preparados, con impronta y convencimiento representen en espacios donde se pueda cambiar la vida y la realidad de la juventud chaqueña, porque hay trabajo militante, hay capacidad, preparación y sobre todo empuje.

Tatino Enríquez-Presidente de la Juventud Radical del Chaco.-