El Sindicato de Trabajadores Municipales de Resistencia repudia el hecho de violencia protagonizado por los funcionarios de turno de Gustavo Martínez, esta vez con el Sr. Luis Cabrera y sus colaboradores en el centro de la escena. De forma prepotente fueron a prohibir a los inspectores de Bromatología e Inspección General que difundan el reclamo «POR MAYOR SEGURIDAD» que les corresponde teniendo en cuenta lo sucedido el jueves 26, cuando recibieron tres disparos de arma de fuego de un desconocido que circulaba en motocicleta.

INTIMIDACIÓN Y ARBITRARIEDAD

Este viernes, por la mañana, en el predio del Domo del Centenario un grupo de agentes de Inspección General y Bromatología tuvieron un duro cruce con el Subsecretario de Transporte, Luis Cabrera.

El funcionario llegó al lugar a mediar con los inspectores, pero terminó acusando a los presentes, ordenando que la manifestación no tome estado público. Cabrera apuntó con el dedo y avanzó de forma amenazante hacia un personal femenino, ordenándole que dejara de filmar la reunión.

Fue en ese momento que los empleados se interpusieron entre la mujer y el Subsecretario, comenzando un forcejeo para sacarlo del lugar.

Queremos que la sociedad entienda, el grado de patoterismo que tienen estos funcionarios, porque esta es la forma en que se manejan de manera habitual.

Nosotros creemos que al parecer la mafia está en el municipio, porque con ninguna otra gestión pasó lo que sucede con el actual jefe comunal, que no atiende los reclamos de la gente, ni la de los mismos trabajadores.

Además, vamos a evaluar exigir exámenes toxicológicos a los funcionarios porque pareciera ser que algunos no están en sus cabales.

En el caso de no garantizarse la seguridad de los inspectores el cumplimiento de funciones se tomará medida Directa y Contundente conforme a los derechos legales.

LLAMADO A LA UNIDAD

Este país ya tiene rumbo como esta provincia por eso compañeros tenemos que unirnos para terminar la pelea de pobres contra pobres. En donde perdemos nuestra dignidad por el atropello de unos pocos funcionarios.