La Juventud de Convergencia Social Chaco se puso en marcha, de la mano de sus últimos presidentes Tamara Silvestri y Jonathan Roa, comienza su camino de regularización y renovación.

Los jóvenes dirigentes tienen en claro que el panorama provincial es complicado, la crisis sanitaria que atravesamos a nivel mundial sólo ha dejado ver las ineficacia de las políticas públicas llevadas adelante por los gobiernos de turno.

Expresaron: «Vivimos en una de las provincias más pobres del país y esta realidad, con esta clase política gobernante, es muy difícil de revertir. Pero de la mano del radicalismo, como en 1995 estamos convencidos que la vuelta de página es posible».

«Es preciso que hagamos autocrítica y escuchemos a cada militante, porque creen, desde su punto de vista, que la sociedad no nos visualizan como alternativa. Hemos arrancamos por la zona metropolitana, porque además de ser la más imponente en términos electorales, fue donde nuestra derrota se sintió más fuerte, agregaron.

Además del Presidente de la Juventud Radical de Resistencia y el de Convergencia Social de la misma localidad, también estuvieron presente dirigentes juveniles comprometidos con una renovación de ideas y métodos.

Acompañaron también, la Concejal de Resistencia y Presidente del Foro de Concejales de la UCR, María Teresa Celada y el Diputado y Presidente del Partido Livio Gutiérrez»

«Estas reuniones serán realizadas en toda la provincia, hemos asumido el compromiso con nuestro líder, Ángel Rozas. Queremos visitar a los jóvenes de todo el Chaco, que su vocación de servicio y búsqueda del bien comunicado sean depositadas en un proyecto a mediano y largo plazo para el bien de todos los chaqueños». Finalizaron