“Hemos propuesto prorrogar medidas preventivas con criterios de flexibilización progresiva hasta el 21 de junio», indicó este lunes a primeras horas de la mañana el gobernador Jorge Capitanich. Este miércoles vence el decreto provincial vigente.

La medida fue analizada junto con los consejos provinciales de Desescalada y de Vacunación, y el Comité de Monitoreo de la Emergencia Sanitaria.

De acuerdo con el mandatario, que realizó los anuncios a través de su cuenta de Twitter, el Chaco atraviesa un momento crítico «que se extenderá hasta la tercera semana» de junio. A partir de la primera semana de julio se espera «una tendencia progresiva de disminución de contagios».

Atento a ello, el Ejecutivo propuso a los consejos y al comité vacunar a «personal estratégico de actividades afectadas por cierres o restricciones», además de avanzar con mayores de 40 años. Esto, prevén «permitirá habilitar progresivamente lugares cerrados», con el uso obligatorio de Pasaporte Chaco, que registrará la inmunidad adquirida por contagio durante los últimos cuatro meses o vacunación durante los últimos 30 días.

«Esta metodología permitirá habilitar progresivamente organización de eventos en lugares cerrados, bares y restaurantes, gimnasios, clases, cultos y demás actividades restringidas con el registro de parte del local como ‘persona inmunizada’ mediante la acreditación del pasaporte», explicó más detalladamente Capitanich.

Luego de la prórroga de las medidas vigentes con flexibilización progresiva por dos semanas más, se llevará adelante este plan «hasta el 15 de julio inclusive, fecha a partir de la cual las actividades serán abiertas previa registración, cumplimiento de protocolo sanitario y sistemas de fiscalización y auditoría por muestreo estadístico».

Fuente: Diario21tv