Sumados al Banderazo Nacional, la ciudad de Resistencia apoyó esta tarde en la plaza central capitalina los reclamos en defensa de la propiedad privada.

En el marco de la decisión del Gobierno de la intervención y ahora una posible directa expropiación en caso de que el juez designado no acepte la propuesta del Gobernador de Santa Fé, Omar Perotti, de reconocer a los interventores gubernamentales que habían quedado como simples veedores tras el fallo del magistrado -que además ordenó reponer el directorio de la empresa privada Vicentin-.

La marcha contó con la presencia de centenares de personas que recorrieron la zona céntrica con cacerolas, banderas, aplausos, carteles y letreros. Los vehículos individuales también aportaron sus bocinas.

Fuente: Diario Chaco