A pocas horas de conocerse el fallo de la Justicia, donde declararon inimputable y absolvieron a su agresor, Pamela Famoso dialogó con CIUDAD TV, atribuyó culpas a la demora judicial y destacó que “es un peligro para mí y para la sociedad” que no esté recluido de alguna manera. Cuando ocurrieron los hechos, su atacante no tenía problemas psicológicos, según un informe que obra en la causa.

Tras conocerse este lunes la sentencia del caso caratulado por “doble intento de femicidio” contra Pamela Famoso, la Justicia decidió que su agresor, Juan Benítez Cerio, fuera sobreseído por ser “inimputable”, ya que “no podía reconocer la criminalidad de los hechos”.

Esto ocurrió hace más de 4 años y la víctima fue golpeada por su pareja, que la dejó al borde de la muerte. Si bien la Justicia reconoció que fue un intento de quitarle la vida a la mujer, hubo un juicio abreviado, luego anulado, que lo puso en libertad rápidamente, y nunca volvió a ser detenido.

Ahora, al conocerse este fallo, Pamela sostuvo que “una como víctima se siente completamente vulnerada, con los derechos por el piso, sin haber sido escuchada. Y mis hijos, que presenciaron el momento, porque en la causa hay una cámara Gesell que le hicieron a mi niña que en ese momento tenía 8 años”.

Agregando que “lo dejan en libertad por una supuesta esquizofrenia, que puede ser cierto o no, pero yo tengo mis dudas. Si la Justicia hubiera actuado como corresponde, tiempo atrás, el juicio abreviado no habría tenido lugar. Y con el fallo del Superior Tribunal de Justicia, que declaró nulo ese juicio abreviado y disponía una fecha de juicio urgente, él tenía que volver a prisión preventiva y nada de eso se cumplió. Y en ese momento no se encontraba con ningún cuadro psicológico”.

Señaló Pamela que, el informe de una Junta Médica decía que “no podía reconocer la criminalidad de los hechos”, pero que “dentro del expediente hay un informe del doctor Islas, que fue perito forense, ni bien sucedieron los hechos, donde dice que al momento de lo sucedido comprendía la criminalidad de los actos. Ratificando esto en un informe posterior”.

Personalmente, expresó que se siente “una desprotección, desilusión con la justicia” y se pregunta “cómo puede ser que un asesino quede libre, que se utilicen informes posteriores, y aún así los tiempos de la Justicia fueron muy lentos. Es una desprotección hacia mí y mis hijos, porque tampoco ponen ninguna medida de seguridad hacia nosotros en lo penal. Cuento con una cautelar de prohibición de acercamiento y contacto que lo hice por el lado del Juzgado de Familia, pero penalmente no me da ninguna seguridad”.

No obstante ello, consideró que “él no se nos puede acercar, pero en las vueltas de la vida no sabés cuándo te lo podés cruzar”. Y, en lo que hace a lo que ocurra en adelante por la causa, adelantó que “todavía no nos reunimos con los abogados. Al ser declarado inimputable tengo entendido que no se puede hacer mucho más, pero vamos a ver que ocurre”.

“En el fallo hacen referencia de que yo cuento con un botón antipánico, pero repito que no sirve para nada el sistema. Hasta que no cambie el sistema, ese botón va a ser sólo un rastreador de cadáveres, si es que tienen ganas de rastrearlo”, apuntó Pamela Famoso.

En cuanto a la situación del agresor, remarcó que “se hizo una audiencia donde hablaron los médicos que lo atienden por parte del Hospital Perrando y explicaron que toma medicación, la terapia que lleva a cabo y como lo atienden. Pero es una persona asesina con un supuesto caso de esquizofrenia. No puede estar libre, es alguien peligroso, para mí y para la sociedad”.

Por último y sobre la situación familiar, dijo que “el miedo es latente siempre. Mis hijos no quieren saber nada del padre, no usan el apellido de él tampoco. Ellos saben que está libre, porque después del juicio abreviado quedó en esa situación y nunca volvió a preventiva. Ese miedo a que se despierten una noche y él vuelva y me quiera llevar a mí o a ellos, lo trabajamos con la psicóloga, que está muy atenta a mis hijos”, finalizó Pamela.

Fuente: Chaco Día por Día