Desde el Instituto Lebensohn manifiestan su preocupación por el silencio que algunos representantes en el Congreso Nacional  mantienen en relación a la crisis que sufre el sector del turismo, donde más de 110 mil empleos están en riesgo y está pendiente de sanción la Ley de Emergencia, «herramienta fundamental para que pequeñas y medianas empresas vinculadas al turismo puedan sobrevivir en este contexto de pandemia», sostuvo la empresaria local Paola Priotti, quien forma parte del rubro en una agencia con más de veinte años de trayectoria tras haber participado junto a la Coordinadora Regional  Natalia Jañez de un encuentro virtual con diputados nacionales de la Unión Cívica Radical (UCR).


«Si bien todos los trabajos y debates realizados desde la Comisión de Turismo del Congreso de la Nación, con aportes de las diferentes cámaras, asociaciones, hasta propietarios que se involucran para magnificar lo difícil que será la salida o post pandemia sin esa Ley, las observaciones realizadas implican la necesidad de no sólo elaborar una agenda de promoción del turismo interno; también debe considerarse los perjuicios generados por la cancelación de viajes por imperio del aislamiento obligatorio que impone la reprogramación o devolución de lo abonado con plazos que no serán posibles de cumplir cuando la realidad es que no existe una certeza de cuándo podría reanudarse con cierta normalidad la actividad», sostuvo Priotti.

Jañez, por su lado, afirmó que «junto a especialistas del sector estamos analizando e intentando colaborar en elaborar mecanismos que  tenga dictamen y que busque sostener a las empresas y dar previsibilidad al turismo en función de la situación que estamos atravesando y los desafíos que se vienen para garantizar una actividad que sea sustentable económicamente pero también desde lo sanitario. La realidad lamentable es que hoy las empresas vienen con una baja muy pronunciada de la actividad que ha generado un alto endeudamiento o directamente algunas analicen la posibilidad de despidos, lo que hace necesario un abordaje legal que otorgue algunas facilidades, para el pago de alquileres, sueldos, impuestos y gastos generales sin ningún ingreso. De existir un marco legal que otorgue facilidades en los compromisos tributarios, ya llevaría un alivio. Reconocemos las flexibilizaciones y programas que realiza la provincia pero no es de fondo”.

También enfatizó Jañez que “sin una ley de emergencia que permita medidas excepcionales será imposible”, aclarando que “el único que puede acompañar a esos sectores es el Estado Nacional que  tiene la posibilidad de generar herramientas que contemplen las distintas particularidades regionales».