Hay zonas del país que se dice están olvidadas por Dios. Los que no se olvidan de ellas sobre todo a la hora de inventar nuevas formas de recaudación son las autoridades que las gobiernan y que cada tanto sorprendan a la gente del lugar con una mayor presión impositiva.

Eso les pasó a algunos productores chaqueños que hace pocas semanas fueron notificados de que debían comenzar a pagar un nuevo/viejo impuesto. El argumento fue que como se construyeron nuevos tramos de las rutas nacionales 9 y 3, por un total de 95 y 55 kilómetros respectivamente, ellos debían ser “solidarios” y pagar una nueva tasa para que el Estado provincial, que ya recauda dinero en otros tributos, pueda continuar haciendo este tipo de obras en otras rutas.

Patricia Ruth Rodríguez tiene su campo de 350 hectáreas en Paraje El Zanjón, Quitilipi, y según la notificación oficial que recibió tendría que pagar 160 mil pesos este año y la misma cantidad en 2021. Pero hay otros productores que están cerca de esas rutas y que tienen superficies mayores que deben pagar hasta 3 millones de pesos.

“El 26 de junio tuvimos la sorpresa, nos cayó un balde de agua fría, porque llegó en un momento inoportuno. Nos llegó un impuesto por mejoras viales. Pero fue más sorpresivo el monto”, explicó esta productora chaqueña

“La Administración Tributaria Provincial (ATP) armó junto con Vialidad Provincial esta grilla y nos intima a pagar”, explicó. Quienes recibieron la factura fueron los productores que están a 20 kilómetros de cada lado de ambas rutas, con el argumento de que esos campos -que actualmente padecen una aguda sequía- se revalorizaron gracias a las obras realizadas.

Rodríguez se puso al frente de los reclamos. Contó que el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, los atendió días atrás por zoom y les dijo que son en total 4.200 productores los que pagarían esa “contribución”. y que “por esta gran movida se pararon las notificaciones pero por el momento, pero esto está en vigencia”.

En definitiva, lo que lograron por ahora es que les posterguen los pagos de las cuotas que vencían en agosto y en diciembre, pero todavía no se suspendió el nuevo sistema de recaudación.

La productora chaqueña explicó también por qué consideran por lo menos inoportuno el cobro en cuestión: “No es el momento, por la pandemia, porque Chaco pasa un problema de sequía impresionante y tiene problemas económicos productivos que no acompañan”, enumeró.

Ruth consideró que, al contrario, “lo que se necesita asistencia del gobierno, por los altos costos que lleva sembrar una chacra y porque la renta agropecuaria no da para pagar más impuestos”. Además enfatizó que “hay muchos otros impuestos que ya se vienen pagando para la contribución de mejoras viales como el impuesto al combustible, o los que se pagan cuando se compran neumáticos por ejemplo”.

Los productores chaqueños añaden que la zona pasa desde hace años por serios problemas que fueron deteriorando la estructura productiva. “Antes la gente sembraba algodón, había cultivos y la producción tenía rentabilidad, ahora se dedican a las cementeras, hacen zapallos o carbón”, detalló Rodríguez.

En su caso, por citarlo como ejemplo, “hay hectáreas que se fueron ensuciando y no se la pueden ocupar. Tenemos un pedazo de chacra y algunos animales, pero ellos no evalúan si tu campo está en una cañada, si tiene monte, si es chacra. Eevalúan un pedazo de tierra y con eso hacen la fórmula”.

“Hay un productor sobre la ruta con 100 hectáreas que tiene que pagar 400 mil pesos, pero eso no es Pergamino”, reclamó.

La productora explicó que si bien se postergó el pago de las primeras dos cuotas “no nos pospusieron la notificación, y nos dan solo 10 días hábiles para rechazar la notificación y si no lo hacemos queda por sentada la cifra y no tenemos derecho a defensa sin saber si está bien hecho el cálculo”.

Fuente: Nicolás Rozzeti-

Portal: bichosdecampo.com