En una reunión celebrada ayer entre delegados, delegadas provinciales y el Consejo Directivo Provincial, se consensuó no aceptar la oferta de incremento salarial dispuesta por el gobierno provincial. La misma contempla un aumento del 12% en julio, más un 6% en septiembre para toda la escala administrativa.

Teniendo presente la pérdida del poder adquisitivo que vienen soportando las y los trabajadores de la administración pública chaqueña y la inflación que no da tregua, ATE Chaco entiende que el sueldo básico no puede quedar por debajo del Salario Mínimo Vital y Móvil, que quedaría fijado por decreto en $29 mil a partir de septiembre.

Por lo que desde el sindicato, con acuerdo de las bases, se decidió pedir un incremento del 25% al salario para el segundo semestre, con la apertura de paritarias en noviembre para reevaluar la situación.

Fuente: Facebook ATE