(Quizás pocos tengan el tiempo suficiente como para poder leer mi tristeza pero, quien lo haga, terminará sabiendo que a los agradecimientos y reconocimientos se los hace en la vida terrenal)

”Sus inicios”

Me invade una gran tristeza, quizás no tanto por la muerte en sí, sino por haber desperdiciado su tiempo de vida, en brindarle mi agradecimiento y orgullo.
Hoy ya no sirve de nada, pero mi pequeño aporte quiero que sea el aprendizaje de valorar a las personas importantes de nuestras vidas mientras ellos respiran, caminan, oyen y entienden.
Se fue de esta tierra una persona culta, respetuosa, de valores inalcanzables, soñador, loco, curioso, apasionado, que supo marcar e inculcar en mí todos esos rasgos. Algunos los aprendí otros quizás no tanto.

”Capacitación Rural”

Uds no se imaginan cuantas veces pensé en encontrarlo y decirle GRACIAS por haber hecho de tu alumno UNA PERSONA, y es aquí donde los pensamientos pueden ser muy hermosos pero si no los acompañamos con hechos, de nada sirven.


Se fue al descanso eterno el maestro que fue, para mí, mucho más que eso. Fue quien en esos arranques de inventivas que poseía me dijo: «Alumno Pelozo, que le parece si hacemos un programa de radio en los recreos y en el pos comedor», calculo que le habrá dicho lo mismo a Elisabeth Elisabeth por que a los pocos días hacíamos RADIO RECREO en nuestra querida EEGB N° 421.
Fue quien me introdujo a investigar, leer y leer para poder ser expositor de las FERIAS DE CIENCIAS, fue él quien nos trajo junto a Dante Llanes a «cubrir» como una especie de Trabajo Práctico, la Semana Internacional de las Esculturas que se realizaba en el medio de la plaza 25 de Mayo de Resistencia y hoy es la gran BIENAL DE ESCULTURA, fue quien puso en mis manos un libreto y me convirtió en actor en las JORNADAS PROVINCIALES DE TEATRO que se realizaban en el Complejo Cultural Guido Miranda,como olvidar si era la primera vez que salía de mi pueblo. Todo un hito en esos años.

Y así puedo pasar horas contando anécdotas que me sirvieron para saber cual era, es y será el camino correcto para ser una persona de bien.

Se fue MARIO JOSÉ BENITEZ sin saber cuan agradecido estoy por sus enseñanzas, ejemplos y doctrina impartida.
La culpa es mía, sólo mía.
Adiós mi gran Maestro, mi maestro en todo.

Omar Pelozo “Ciervo Petiso, Chaco”.-