Desde este viernes la Policía de Chaco lleva adelante un nuevo operativo de prevención para disminuir la circulación de personas en Resistencia, la localidad más afectada por el coronavirus.

Cabe remarcar que el miércoles se permitió la apertura de locales comerciales de venta de ropas y calzados, lencería y blanquearía y este jueves ya se vio una gran circulación de personas en la peatonal de Resistencia.

A raíz de esto, la fuerza ahora implementó nuevos vallados en los ingresos al macrocentro, más precisamente a la altura 500 de las principales arterias de la ciudad.

“Estricto control, debemos quedarnos en casa”, manifestó el jefe de la Policía Fernando Romero ante la consulta de este medio y agregó que “de 100 pasan 10”.

Fuente: Diario Chaco