«Los trabajadores y la incógnita del salario que recorre el día a día.»

Sabemos que esta situación excepcional que atravesamos en la Argentina en estos tiempos de pandemia podemos compararla con épocas de guerra, de grandes crisis, de sucesos que suelen pasar cada cincuenta o cien años, pero en verdad solo suceden y por supuesto que no estamos totalmente preparados en lo personal, en lo económico y en lo familiar. Más cuando hablamos de la gente que vive de un salario, de la entrada mensual, de la entrada diaria ¿como seguimos mañana es la pregunta que se hacen miles de familias en la Argentina?

Estos días escuchamos que empresas suspendieron sus actividades, mandaron a la casa a sus trabajadores, sin informar sobre el futuro. Los trabajadores que trabajan por su cuenta y que no son actividades esenciales tienen que suspender sus funciones, limitando sus ingresos diarios.

En muchos casos hay despidos y presiones; mayormente en supermercados y actividades donde permiten prestar servicios por parte del Estado; porque sus trabajadores reclaman con justa causa que se cumplan las medidas de seguridad e higiene fundamentales para la situación. Techint a un paso de despedir a 1500 trabajadores, el Estado despidió en medio de la pandemia con la prensa puesta en otro lado, las actividades de esparcimiento y espectáculos que nuclean a más de cinco millones de trabajadores en forma directa e indirecta sin saber que va ocurrir, porque subsisten del circulante y flujo de personas.

Con esta impronta me pregunto que será del salario de los trabajadores pasado el mes de marzo.
POR LO PRONTO SABEMOS QUE HAY ACTIVIDADES QUE YA CONFIRMARON QUE NO VAN A PAGAR SALARIOS POR DÍAS NO TRABAJADOS.

También hay actividades, que no están contempladas dentro de las esenciales y no reciben beneficios en las medidas que tomo el Gobierno Nacional, que si garantizaron el pago de salarios, SOLO UNA MÍNIMA PARTE PAGARÁ EL 100% este mes de marzo, y es para aplaudir y celebrarlo ya que son como una gota en el mar. En estos casos las empresas se pusieron al hombro la situación y en conjunto con los gremios, sindicatos y trabajadores operaron conforme al principio de buena fé frente a esta situación de fuerza mayor.
Otro sector de la actividad laboral abonará los salarios en un 50% o números inferiores, pero garantizaron los salarios.
Frente a esto sepamos que se vienen tiempos distintos hasta los ocurridos el día de hoy,con los primeros quince días de cuarentena.

El mes de abril va ser otra lucha, otra discusión, sin tener el diário del lunes, podemos decir que se pueden extender los plazos de la cuarentena y en esto debemos tomar recaudos.
Tal vez no estemos acostumbrados pero siguiendo una vieja teoría económica hay que maximizar los recursos para que garanticemos el plato de comida en la mesa y la salud de nuestras familias y minimizar nuestros gastos para que podamos tener una reserva frente a la situación, es decir, guardar todo el dinero posible.

Esta crisis epidemiológica, como podemos llamarla, puede ser parecida a una crisis económica y sobre eso tenemos que estar preparados y saber entender que la estamos atravesando, más los que vivimos el dia a día , el mes a mes.
Lo importante es mantener a nuestra familia a salvo, con paciencia, mucha fuerza y fé que esto va terminar pronto.

Oscar tatino Enriquez
Delegado gremial y representante OTR Chaco.