El gobernador Jorge Capitanich firmó este viernes junto con el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, un nuevo acuerdo del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, que prevé un desembolso de 2.500 millones de pesos, “como fuente esencial para afrontar los desequilibrios financieros experimentados a raíz de la pandemia del Covid-19”, explicó.

Como parte de su agenda de reuniones por la Ciudad de Buenos Aires, el mandatario afirmó que este aporte permitirá amortizar los costos y llevar “tranquilidad” a la hora de “hacer frente a las erogaciones necesarias en materia de medicamentos, insumos y refacción de infraestructura hospitalaria”.

Por su parte, el ministro de Economía destacó la importancia del fondo, “para ayudar a las provincias a lidiar con los efectos de la pandemia”, y aseguró: “Vamos a seguir trabajando de forma articulada junto a las provincias para estimular las economías regionales y sentar las bases de un desarrollo sostenible con equidad federal”.

De esta manera, el Chaco se convirtió en la quinta provincia del país en suscribir estos convenios de asistencia financiera para enfrentar la pandemia, ya que también lo hicieron Entre Ríos, Neuquén, Tucumán y Chubut. Dicho Fondo, impulsado por el Gobierno nacional, brindará 120 mil millones de pesos para las provincias que lo requieran.

“Tenemos un Estado presente que está haciendo esfuerzos inmensos para contener el aumento de la pobreza con medidas como el Ingreso Familiar de Emergencia y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción, que buscan sostener los ingresos familiares y proteger el trabajo y la producción con un criterio federal”, indicó Guzmán.

Del encuentro, que se realizó en el Palacio de Hacienda de Buenos Aires, participaron también el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, y la secretaria de Provincias del Ministerio de Interior, Silvina Batakis.

Fuente: Diario Chaco