Los integrantes del Movimiento UNIDOS POR LA VIDA Y LA FAMILIA, que nuclea a más de 20 organizaciones sociales de nuestra provincia, nos dirigimos al Señor Gobernador de la Provincia a fin de MANIFESTARLE lo siguiente:

Ante la grave situación que golpea a la Salud Pública, sin precedentes en nuestra provincia, que pese a los años que lleva el deterioro de la misma y los reclamos que se vienen realizando desde distintos sectores sociales, vemos con mucha tristeza y preocupación que habiendo sido advertida la situación, no se ha dimensionado el daño y las secuelas que traería, al no tomar los recaudos con la premura necesaria, para revertir lo que se vino denunciando públicamente por distintos medios.

En los últimos meses de 2019 se hizo pública la situación desesperante de los Hospitales Perrando de Resistencia y “4 de junio” de Saenz Peña, en los medios de prensa dando cuenta que la salud pública está en crisis en toda la provincia, inclusive por quien fuera el director del Hospital Perrando, dio detalles sobre la dramática situación que lleva años de deterioro.

Recordemos también que los mismos médicos y personal en general en reiteradas oportunidades, han hecho público el reclamo sobre el estado que presentaba la salud pública, y bajo el título “ El Perrando agoniza”, los Jefes de Servicio, hicieron público (el 25-01-20) lo que de manera privada venían reclamando a sus superiores dando un claro detalle de la situación desesperante por la que estaban atravesando y a los pocos días (07-02-20) todo el personal de salud pública hizo una gran movilización. Sin mencionar siquiera los múltiples reclamos de dirigentes sociales, políticos y representantes de diferentes sectores públicos.

De haberse tomado las medidas inmediatas y urgentes se podría ir revirtiendo la situación y esta pandemia no nos hubiese encontrado tan desprotegidos, quizás se hubiese evitado la cantidad de contagiados dentro del personal, y hasta se podría haber salvado vidas; sin tener que lamentar la pérdida de una en particular, la del dr. Miguel A. Duré, quien no escatimó su vida por salvar otras, expuesto al corona virus en medio de la situación caótica de la salud pública y la falta de equipos de protección adecuados que le debió brindar oportunamente el sistema de salud para el cual trabajó incansablemente la mayor parte de su vida; así como el estrés al que están sometidos los médicos y enfermeros al sobrecargarse de horas de trabajo por falta de personal capacitado para las distintas áreas. A ellos, los médicos, no les sirven los aplausos, o que se les llamen héroes, ellos necesitan soluciones concretas, sus elementos de trabajo y un sueldo digno, acorde con la tarea tan importante que desarrollan, no sólo hoy, sino desde siempre.

Cabe preguntarnos: ¿Por qué llegamos a esta situación? ¿fue inoperancia, inexperiencia, ineficiencia, indiferencia? No lo sabemos; lo que sí es evidente que en el diseño y planificación de políticas públicas, la salud de los chaqueños no ha sido la prioridad en lo últimos 10 años. No obstante, debemos mirar hacia adelante y buscar una salida; para lo cual en principio, sería valorable que los funcionarios asuman las responsabilidades y reconozcan los errores en lugar de perseguir y/o amenazar con sanciones disciplinarias a los profesionales y personal en general por reclamar sus derechos y hacer pública la situación en la que están trabajando.

Finalmente, Señor Gobernador, le SOLICITAMOS: 1) Se considere a la Salud Publica como prioritaria, planificándose en forma coordinada y acordada por todo el arco político y social, generándose un profundo diálogo y consenso, con programas y planificación real y efectiva a corto y mediano plazo; 2) Se arbitren mecanismos de control estricto y real de la sociedad por medio de instituciones públicas y privadas, a fin de que los fondos que la Nación envíe con motivo de la pandemia, y los de coparticipación de acuerdo con el presupuesto aprobado, sean utilizados eficazmente para revertir el estado de la salud pública; 3) Que se eleve el número de médicos y enfermeros para la atención de la salud y priorice la capacidad e idoneidad de los profesionales de las distintas áreas, por encima de su adhesión o no a color político alguno y 4) Que el dinero que se usa para la práctica de abortos y la compra de medicamentos abortivos, sea destinado para atender y mejorar la salud de todos.

Asimismo, ponemos en su conocimiento que en nuestra entidad, contamos con profesionales de la salud y de otras disciplinas, quienes con gusto y ad honorem, ofrecen su experiencia y conocimientos para buscar una solución conjunta a la grave crisis que atravesamos y entre todos hagamos el esfuerzo por el bien de la sociedad; así algún día podremos volver a tener el Hospital que en otros tiempos fue uno de los mejores referentes en la salud pública de la región. Es nuestro deseo que nuestro buen Dios, guíe a nuestras autoridades y les de sabiduría para tomar las decisiones para que pronto podamos salir de esta grave situación que golpea y duele a todos los chaqueños.

Escr. Clelia Avila
Lic. Fabián Gómez

Dra. Claudia Medina
Analía Torres