María Teresa Celada invita a la comunidad a visitar los Museos de Resistencia, “Son los ojos del alma de las ciudades”

172

En el Día Internacional de los Museos, la concejal de Resistencia exploró el potencial de los mismos, ubicados en la capital, sabiendo que cada uno de ellos tiene la capacidad de provocar un cambio positivo en las comunidades, además de sumar el objetivo de invitar a todos a formar parte de la experiencia.

“Podemos decir que los museos son los ojos del alma de las ciudades. Cuando entramos en ellos disfrutamos de un sinfín de relatos, antes inimaginables. La ciudad de Resistencia posee una vasta historia y conociendo los museos accedemos a ella de forma guiada e ilustrativa”, reflexionó María Teresa.

Sorprendentes e infinitas son las emociones que despertará conocer, por ejemplo, el Museo del Hombre Chaqueño donde los cambios que tuvo nuestra joven provincia se ven en cada una de sus paredes y vitrinas; acercarse al Museo Histórico Regional Ichoalay, es conocer parte del origen inmigrante alrededor de la educación en una de las instituciones con más trayectoria, como lo es la Escuela Normal Sarmiento.

O por citar uno más de los muchos que posee Resistencia, conocer el Museo de Medios es tomar conciencia de forma fehaciente del paso del tiempo y el avance tecnológico, ya que cuenta con la evolución de los Medios de comunicación más antiguos, el diario, el teléfono y la televisión, entre otros; siendo el único museo en Latinoamérica en destacar al sector.

La finalidad es concienciar sobre el hecho de que los museos son el intermediario fundamental para el intercambio cultural, el enriquecimiento de las culturas, así como para el desarrollo de la comprensión mutua, de la colaboración y de la paz entre los pueblos.

“Cada 18 de mayo desde la concejalía renovamos el compromiso con la cultura y la promoción del conocimiento material e inmaterial de la ciudad, ya que, los museos tienen el poder de transformar el mundo que nos rodea. Son lugares incomparables de descubrimiento patrimonial, nos enseñan nuestro pasado y abren nuestras mentes a nuevas ideas, dos pasos esenciales para construir sobre estas sólidas bases un futuro mejor”, expuso María Teresa Celada.