Hoy al salir de mi casa, en un barrio de la ciudad de Santiago del Estero, me encontré con este cartel pegado en mi puerta. El Frente Cívico es el partido de Gerardo Zamora, recientemente electo gobernador por cuarta vez.

No solo pegaron el cartel, también se llevaron todos los artefactos eléctricos que iluminan la puerta y la vereda de mi casa.

Este no es un caso más de inseguridad. Esto es ser oposición en Santiago del Estero. Estos son mensajes mafiosos de un régimen de gobierno que busca acallar cualquier voz independiente y crítica. Esto le hacen también a nuestros militantes, así oprimen también a la sociedad toda, con amenazas indirectas, con mensajes a veces ocultos y muchas veces muy explícitos.

Tenemos que desnaturalizar estos manejos. Tenemos que borrar la palabra miedo de la vida de los santiagueños.

Sepan que no tengo miedo y que es más fuerte mi convicción por seguir trabajando para devolver la justicia y la dignidad a esta provincia.

Luciana Rached
Ex Presidente Comité Nacional Juventud Radical.