Desde la Juventud Radical de Resistencia solicitamos a los organismos competentes que actúen de manera rápida ante el desesperado pedido de una madre identificada como Jessica Pera de 31 años, que teme por la integridad física suya y de su hija, ambas residen en la ciudad capitalina, en el barrio villa rio negro.

Luego de reiteradas ocasiones de amenaza fueron abordadas por el perpetrador y hostigadas en varias ocasiones, procedieron a radicar la correspondiente denuncia en la comisaría 2da de correspondiente a su jurisdicción, para luego solicitar medidas precautorias en sede judicial con el fin de preservar la integridad física de ambas.
El atroz silencio de las autoridades y la inacción de quienes tienen que proteger la integridad física de sus habitantes generan una situación de pánico ya que hasta el día de la fecha siguen siendo hostigadas y amenazadas por los ciudadanos identificados como Ernesto Adorno y su hijo de 18 años Emanuel Quintana; las respuestas ante el pedido de una orden de restricción y botón antipanico no llegan, por ello como institución que vela por los derechos humanos de los ciudadanos manifestamos nuestro apoyo hacia esta madre y su hija quienes tienen derecho a vivir en un entorno sano para su desarrollo y el Estado no escucha el grito desesperado de una madre que teme mas por la vida de su hija que por la suya.
Carlos Aguirre presidente de la juventud radical capitalina expresa: “es necesario que el estado actue de manera inmediata antes de que tengamos que lamentar una tragedia”
Belén Quijano, convencional provincial manifiesta que: “las autoridades hacen oídos sordos, cuando se trata de personas de bajos recursos, exigimos medidas inmediatas ante este caso”
Christian Gorosito, Coordinador provincial ucr diversidad chaco expresa que : «Estos son los casos donde vemos al machismo incrustado en los estamentos del estado en los cuales por omisión de acción atentan contra la integridad y los derechos de las mujeres nuevamente «.