El pasado lunes 22 de junio, los jueces de la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Única Instancia, Natalia Prato y Héctor Felipe Geijo, hicieron lugar a la Acción de Amparo promovida por el concejal Fabricio Bolatti y declaró la inconstitucionalidad de la Ordenanza N° 13.258 Impositiva y Tributaria aprobada para el Ejercicio Fiscal 2020, que avaló la suba de tributos municipales a los vecinos de Resistencia.

Pese al fallo que declaró «ilegal e inconstitucional» el impuestazo, desde el municipio -y hasta el propio Gustavo Martínez- continúan sosteniendo la vigencia de la ordenanza y advierten a los vecinos que ante la falta de pago de los tributos, los mismos podrían ser facturados con intereses, si la Justicia avala la apelación.

En ese contexto, la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativa intimó al intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, a dar cumplimiento a la sentencia, para que en un plazo de 20 días corridos de notificado informe sobre el cumplimiento de la misma; y en la Resolución, los camaristas Geijo y Prato, advierten que en caso de incumplir la disposición judicial se aplicarán multas y se correrá vista a la Fiscalía Penal en turno por desobediencia judicial.

Cabe recordar que la Ordenanza N° 13.258 Impositiva y Tributaria aprobada para el Ejercicio Fiscal 2020, debía rondar el 45%, no el 180% como posteriormente se aprobó. La Justicia la declaró «inconstitucional e ilegal» tras un recurso presentado por el edil del Frente Chaqueño Fabricio Bolatti, quien denunció que la sesión donde se aprobó el incremento estuvo viciada de irregularidades.

Fuente: TN24