El secretario general de la Asociación Bancaria del Chaco, Rubén Belmar Ruffino, anunció que el martes 20 y miércoles 21 de abril el personal de la casa central del Nuevo Banco del Chaco suspenderá su atención al público en reclamo de que la Cámara de Diputados del Chaco abandone las oficinas que ocupa en uno de los anexos de la entidad bancaria.

Con fuertes críticas hacia el presidente de la Cámara de Diputados del Chaco, Hugo Sager, el secretario general de la Asociación Bancaria de Resistencia, Rubén Belmar Ruffino, anunció el inicio de un plan de lucha de los trabajadores bancarios para exigir que la Legislatura chaqueña abandone las oficinas que ocupa desde hace más de una década en el edificio anexo a la sede central del Nuevo Banco del Chaco, ubicado en Güemes al 100. Para ello, el próximo martes 20 y miércoles 21 de abril suspenderán la atención al público y la medida será progresiva hasta tanto obtengan una respuesta al reclamo.

“Es un plan de lucha que lamentablemente nos vemos obligados a establecer que obedece exclusivamente a la actitud del presidente de la Cámara de Diputados que se niega a abandonar los tres pisos que viene ocupando del Banco del Chaco desde hace años y hacen caso omiso a los distintos pedidos”, explicó Ruffino

Desde hace tiempo que La Bancaria hizo público el reclamo de que el Parlamento chaqueño devuelva las instalaciones al Nuevo Banco del Chaco debido a la falta de espacio en el edificio de la administración central de la entidad bancaria lo que se vio agravado desde el inicio de la pandemia de coronavirus. “Hoy el banco está en una situación muy crítica desde el punto de vista sanitaria, no tenemos lugar y nuestros compañeros están trabajando en forma muy hacinada, no hay lugar para poder movilizarse, no podemos cumplir con los protocolos que estamos obligados a cumplir”, reveló. En ese contexto, Ruffino reveló que hasta el momento fueron 37 trabajadores bancarios los que contrajeron Covid-19 desde el inicio de la pandemia, de los cuales 2 fallecieron. Además, precisó que actualmente hay 12 trabajadores bancarios de la sede central con licencia por coronavirus.

“El presidente del banco se convirtió prácticamente en una inmobiliaria, buscándole lugar. Tienen lugar adonde ir que se adapta a sus necesidades sin ningún tipo de inconvenientes. Sin embargo, dan vueltas porque en el banco no pagan absolutamente nada, están debiendo un año de luz, que es un promedio de casi 700 mil pesos mensuales de luz”, denunció el titular de la Bancara de Resistencia. Y agregó: “hacen un abandono total de las cosas, fines de semana largo que están las luces prendidas, los aires prendidos quedan, una dejadez total”. “Parece una tapera lo abandonado que está, los baños tapados, así tiene a su personal trabajando el señor Sager”, advirtió.

“Por esto nos vemos obligados a iniciar un plan de lucha hasta que esta gente se vaya o por lo menos veamos que están yéndose y sacando las cosas de ahí porque el banco va a tener que invertir muchísima plata para poner en condiciones los pisos esos”, reveló.

Fuente: Chaco Día por Día