Expusimos ante empresarios y trabajadores de la construcción el Plan de Obras con 50.000 millones de pesos de inversión, 30.000 empleos directos e indirectos con más de 1.000 obras en toda la provincia y 300 empresas constructoras trabajando activamente.-comentó Capitanich

La provincia registrará, a partir de septiembre, 10.000 empleos privados formales e informales casi cuadruplicando el número con respecto al peor período de la pandemia en el año 2020.

La industria de la construcción mueve múltiples rubros y gremios, desde ladrilleros hasta carpinteros pasando por electricistas, plomeros y albañiles.

El mes de julio marcó el récord de consumo de cemento en la provincia en una serie histórica de tiempo superando el 2011 y 2015.

La cadena de valor de la construcción incluye a 1.800 familias de ladrilleros con capacidad para producir 100 millones de ladrillos por mes y 800 millones de pesos en valor agregado industrial.

Esto no es fruto de la casualidad sino de la causalidad. Más obras para Chaco implican más trabajo y más trabajadores.- concluyó el gobernador