Este proyecto del oficialismo deja en evidencia lo insensibles que son, ya que tiene un gran impacto en la vida, en el día a día de los jubilados de nuestro país.

El oficialismo con esta nueva fórmula va a perjudicar la economía y la subsistencia de los jubilados. Queda expuesto el ajuste que pretende hacer a los jubilados con esta ley.

Los haberes jubilatorios actuales (la mayoría), se ven duplicados por el valor de la canasta básica, afectado por esta pérdida del poder adquisitivo casi permanente del que vienen siendo víctimas de un Estado insensible.

En síntesis, lo que el oficialismo pretende hacer creer es que los jubilados son un contra peso para bajar la inflación, con la excusa, de trabajar más juntos para encontrar acuerdos y lograr que la economía crezca y que recién a partir de allí, los jubilados recuperen el poder adquisitivo cuanto antes.

Es claramente un proyecto sin piso pero con techo. El piso de los haberes jubilatorios debe garantizarse, cosa que aquí no ocurre, y debiéramos tener un piso más.

Este gobierno ajusta a quienes menos debe ajustar, debemos poder garantizarles a nuestros mayores un haber mínimo con mayor poder adquisitivo.

Hay que achicar el gasto público al estado, y no las jubilaciones.

Fuente: Facebook Gerardo Cipolini