La fiscal de investigaciones número 2 Ana González de Pacce investiga una maniobra fraudulenta en perjuicio de varias familias que solicitaron un crédito al Nuevo Banco del Chaco a través de AMEB, que es la mutual bancaria, para pagar sus terrenos a la empresa DITEC SA, pero transcurridos casi seis años la obra para casas “Techo Digno” no ha comenzado.

La abogada de los damnificados, Silvana Barbetti dijo que debido a la cantidad de involucrados, pidió que se impute también asociación ilícita.

La causa se tramita bajo el expediente número 27845/2021-1 a cargo de la fiscal Pacce que por el momento investiga una presunta estafa, pero la abogada de los vecinos que compraron terrenos en la zona Norte de Resistencia, ya formuló el planteo para que se agregue asociación ilícita.

Barbetti adelantó que los denunciados son “Gladys Noemí Zelinka presidente de DITEC SA a quien se les pagó el dinero por los terrenos ubicados en Circunscripción II Sección B, Chacra 101 (próximos a la comisaría Nº13 y detrás de Musimundo), Mabel López, es la que otorgaba préstamos para comprar los terrenos a la empresa DITEC SA, que está ubicada en avenida Alvear 2890, el Nuevo Banco del Chaco- sucursal Güemes – y sus autoridades, a AMEB , la mutual bancaria del Banco del Chaco y al instituto Provincial de Desarrollo Urbano y de Vivienda, todos por el delito de asociación ilícita para cometer estafa” , remarcó la letrada que representa a 14 compradores, aunque confirmó que en la misma fiscalía se instruyen dos expedientes más, números 4930/2021-1 y 15146/2021-1.

“La mayoría de ellos accedieron a un préstamo al NBCH y la señora Mabel López que trabaja ahí, fue la intermediaria para que la gente acceda a los préstamos, donde cada uno de ellos luego hicieron una transferencia del dinero a DITEC SA para la compra de los terrenos: la excusa de la empresa es que debía construir el Instituto de Vivienda y que el contrato con AMEB y el organismo cayó en 2016, pero sin embargo ellos seguían vendiendo los terrenos”.

Denuncia colectiva

Barbetti sumó otros de los argumentos ofrecidos por DITEC que el dinero no era para la compra de los lotes, sino un derecho de adquisición, pero el contrato por el cual se solicitó la asistencia financiera al igual que los recibos, deja bien claro que la operatoria fue por compra de terrenos.

Los montos a los que accedieron los vecinos hace casi seis años, oscilan entre 300 y 400 mil pesos, y aún, varios compradores siguen pagando la cuota del préstamo.

La abogada considera que “hay pruebas para que la acusación sea estafa y asociación ilícita porque son tres o más personas que se juntaron para cometer el delito, ya que el banco otorga el crédito y se beneficia con los intereses, la empresa DITEC SA recibe el dinero y no cumple con la entrega de los terrenos y el Instituto de Vivienda por no construir las casas” .

De acuerdo a la representante de los perjudicados, “desde el 2015 se están pagando los terrenos, hasta el 2017 se le vendió a mis clientes y no sabemos si siguen comercializando aún con la promesa de que van a tener casa propia” , lamentó.

Fuente: Diario Norte