Este viernes 12 de marzo, llegaría un nuevo aumento en los combustibles que rondaría el 3%, de esta forma se concretará el quinto incremento para el sector.

Se trata del incremento al valor de los impuestos sobre las naftas y el gasoil, que debía implementarse a principios de mes, pero que fue postergada hasta este viernes.

En los primeros dos meses del año, la nafta y el gasoil se encarecieron cuatro veces, por efecto impositivo y por el alza de los biocombustibles, que tienen un horizonte de actualización hasta mayo próximo.

El congelamiento que se produjo en 2020 devino en sucesivos «retoques» en los marcadores durante este 2021 y desde las estaciones de servicio advirtieron que son los últimos en enterarse, y también alertaron que con este esquema habrá más subas.

Desde agosto último, cuando se levantó el congelamiento, los combustibles saltaron 37% en promedio, según los datos que releva a diario la Secretaría de Energía.

Si bien durante los años de Mauricio Macri en la presidencia se castigó a los consumidores con un esquema de precios atados al valor internacional que derivó en una suba acumulada del 310%, el actual gobierno aún no fijó una política clara al respecto, que contrarreste esa iniciativa.

Por lo tanto, mientras prevalezcan cuadros tarifarios anclados a la evolución del precio internacional del barril del petróleo y del dólar, serán nuevamente los consumidores quienes asuman los costos de cualquier variación.

Fuente: TN24