Enzo Copetti: “Estamos obligados a pelear el torneo”

127

Los delanteros vivimos de los goles y esto me llena de confianza para lo que viene», sostuvo tras el doblete ante Central Córdoba.

Lejanos quedaron los cuestionamientos para Enzo Copetti, quien transita su mejor momento desde que llegó a Racing. Está lleno de confianza el delantero más insoportable del fútbol argentino: en la noche del sábado marcó un doblete de goleador de raza. “Los delanteros vivimos de los goles y esto me llena de confianza para lo que viene. Hacía un par de partidos que no la venía metiendo y por suerte se me dio”, contó el atacante de 26 años.

Copetti desplegó todo su repertorio en el Madre de Ciudades. Se sabe que deja el corazón en cada uno de los duelos y el de Santiago no fue la excepción: culminó el duelo con la camiseta sucia y una marca en su pierna derecha. Ya en la primera el goleador había avisado que sería una noche de ensueño para él: asistió con el taco a Hauche, que mandó arriba su definición.

El doblete de Copetti llevó el sello del goleador: en el primero peinó un envío largo de Galván; en el segundo, cabeceó al palo contrario un centro de Hauche. “Estos tres puntos son importantes para meternos en la parte de arriba de la tabla, donde hay varios equipos. Es un torneo medio raro así que tenemos que ganar un par de partidos seguidos”, señaló. Y agregó, sin dudar: “Tenemos que pelear el torneo porque es el único que nos queda. Necesitamos y queremos pelear el campeonato”.

La confianza de Gago ha sido fundamental para Copetti. “No necesito un 9”, soltó el entrenador cuando todos los hinchas pedían un atacante para acompañar a Copetti y a Javier Correa, jugador que regresó a México. Y el delantero le está dando la razón al DT: en este año jugó 24 partidos y tuvo participación entre 18 tantos (goles o asistencias).

“El segundo gol me gustó más porque me aparté del defensor y pudo generar el espacio; en el primero, Galván puso una buena pelota y solo metí la cabeza”, dijo Copetti. Y cerró: “Tengo que ser humilde, estar tranquilo y seguir trabajando. No me considero figura de nada”.

Fuente: Clarín