Desde la UCR Capital, Emiliano Yacobitti comandó al sector radical rebelde que se negó -en 2015 y 2017- a unirse a Cambiemos y promovió a Martín Lousteau en el enfrentamiento contra Horacio Rodríguez Larreta. Pero tras el acuerdo de la última campaña electoral -que terminó con el economista encabezando la boleta de senadores de Juntos por el Cambio- Yacobitti asumió como diputado nacional y el bloque propio, Evolución, se integró a la bancada de esa alianza.

– Se sumaron a Cambiemos cuando ya no es Gobierno y les toca atravesar el reacomodamiento como oposición ¿Se van a mantener dentro del espacio?

– Nos incorporamos cuando se creó Juntos por el Cambio, que es muy distinto a Cambiemos. Se amplió y tiene reglas de juego claras. Lo que tenemos que hacer es entender que somos una fuerza compuesta por partidos y gente que piensa diferente pero que prioriza el hecho de que en la sociedad argentina exista un frente electoral con la suficiente potencia como para ser alternativa de gobierno y no una oposición atomizada. Eso nos lo demandó el 40 % que nos votó y existe consenso para priorizar la unidad. 

– En la última sesión de Diputados votaron diferente respecto a la suspensión del pacto fiscal. ¿Esas situaciones ponen en riesgo la unidad?

– Al contrario. Porque ahí muchos entendimos que no en todo vamos a estar de acuerdo pero que en los momentos en que eso pase tenemos que tener suficiente tolerancia para con el otro. Fue la muestra de que JxC es amplio, está cohesionado pero tiene suficiente flexibilidad puertas adentro para incorporar las distintas realidades. Obviamente que no puede ocurrir en temas ligados a cuestiones fundacionales.

-Desde la UCR Capital fueron muy críticos de la gestión económica de Mauricio Macri, ¿cree que la situación va a mejorar con Alberto Fernández?

– No puedo saber porque no hay un plan económico, es la gran incógnita. Todavía se habla de urgencias, de necesidades pero no de a dónde se quiere ir ni cómo. Nadie duda que tenemos que reestructurar la deuda y estar juntos para hacerlo… ¿Pero después?

– ¿Qué opina de los dichos de Macri en el video con el que reapareció?

– Yo soy de las personas que, primero, se hacen cargo de lo que hacen y las decisiones que toman, y si en algo me equivoco trato de mejorar, no echarle culpas a los demás…

– ¿Qué rol va a tener Macri en Juntos por el Cambio?

– Me parece que tiene que contribuir para que JxC siga unido, aportando desde su lugar. La voz de un ex presidente es importante pero es la de uno de los referente que tienen que ser escuchados. Hay otras también.

– ¿Falta un líder?

– No se ve un líder natural pero hay muchos que pueden serlo. Martín Lousteau, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Alfredo Cornejo, Luis Naidenoff. Me encantaría trabajar para sumar a Margarita Stolbizer o (al intendente de Rosario) Pablo Javkin, con quienes tenemos mucho en común. Pero no hay un líder que unifique todo. Y cuando eso pasa el líder tiene que ser la organización. También estoy convencido que la gente tiene que participar para encontrar esos liderazgos y no que lo decidamos entre los que estamos adentro.

– ¿Cuál es la misión de JxC en esta etapa?

– Insistir para que el Gobierno de las peleas que tiene que dar y que no lo haga solo, que no se tiente de errores repetidos. Lograr hacer entender que la Argentina necesita reformas en serio: tributaria, previsional y en educación para equilibrar la carga y crear un Estado que ayude y no sea un agujero negro que insuma recursos. Argentina no va a poder resolver el problema de la pobreza con solidaridad, la solidaridad es muy buena pero puede ser un parche. Lo vamos a solucionar con políticas de Estado que atraviesen un Gobierno, no con la grieta.

– ¿No cree que un sector de JxC apuesta a la grieta?

– Espero que no y vamos a discutir todo lo que sea necesario. El pasado reciente nos tiene que haber dejado enseñanzas. Con el rencor no se pueden construir soluciones a futuro. 

– Desde la UCR Capital le compitieron ferozmente a Larreta en la Ciudad y hoy son socios. ¿Lo acompañarían para presidente en 2023?

– Si es el candidato de Juntos por el Cambio me gustaría. Es una persona que cumple con los requisitos para ser… Aunque más me gustaría Lousteau.

– ¿Lousteau no va a apostar por la Ciudad en 2023?

– Martín tiene la capacidad para ocupar cualquiera de los lugares y creo que ya demostró que está dispuesto a hacer lo que sea más importante para el colectivo.

– ¿Imagina una interna Larreta-Lousteau presidencial?

– No me parece que las internas sean un problema

– ¿Si María Eugenia Vidal se muda a la Ciudad puede ser otra candidata?

– Creo que su inquietud es seguir trabajando en la Provincia, pero desde donde lo haga seguramente va a tener un buen reconocimiento. Es alguien que demostró que se puede gobernar de manera honesta y siendo fiel a los valores. Tiene un rol importante por delante.

– ¿Lo sorprendió la idea de Fernández de restarle coparticipación a la Ciudad?

– No porque ya a la vicepresidenta en La Matanza y a otros dirigentes se los escuchaba decir que en la Ciudad hasta los helechos tienen luz. Dicen que subió la coparticipación pero no explican que se transfirió una función del Estado nacional -la seguridad- y que constitucionalmente se tiene que hacer con los fondos que insume. No se trata ciudades ricas o pobres, también hay ciudades bien y mal administradas. La Ciudad no es la que más gasta por habitante del país y da mejores servicios que el resto. Y no solo a los 3 millones de porteños sino a toda la gente que ingresa y vive la Ciudad a diario. Lo que no quiere decir que la Ciudad no pueda transitoriamente colaborar en esta situación. Apuesto al grupo del Gobierno nacional que prefiere el diálogo.

– El cargo de la AGN todavía está vacante. Los radicales no quieren a Miguel Angel Pichetto para ese lugar. ¿Cómo se va a resolver?

– No es que la UCR no quiera a Pichetto, sino que trata que radicales lleguen a los cargos que le tocan ocupar. Es cierto que es el partido que más bancas tiene y según la ley le corresponde la presidencia de auditoria. También es entendible que en un frente político que tiene cierta paridad de legisladores de tres auditores, el que se queda con dos se quede con la presidencia también. Y eso los radicales tenemos que entenderlo. El secreto de la convivencia en ceder y en política pasa lo mismo.

– ¿Qué le pareció la designación de Ricardo Alfonsín como embajador de España?

​- Es un hombre de bien y ante el ofrecimiento de un Presidente elegido por la ciudadanía, ha aceptado el desafío de representar a todos los argentinos en España. Le deseo mucha suerte.

– ¿Con el respaldo de Fernández se va a aprobar el aborto este año?

– Espero que este año salga. Voy a ser de los que insista para que se discuta lo antes posible. Me enorgullece ser parte de la UCR Capital que discutió orgánicamente y planteó como mandato acompañar en la votación. Es una discusión que involucra muchos aspectos pero yo creo que lo fundamental es priorizar el problema sanitario y abarcar también la prevención.

NOTICIAS POR EL MUNDO.-