El Senado aprobó con 40 votos a favor la reforma judicial que presentó el Gobierno tras 10 horas de debate y con varias modificaciones, entre ellas la eliminación de la palabra “mediáticos” incluida en el “artículo 72 inciso E”. 26 senadores votaron en contra.

En una nueva sesión mixta, con más de 60 senadores conectados de forma remota, otros cuatro en el recinto junto a la vicepresidenta y titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, dos de licencia y una tercera con síntomas de coronavirus, la Cámara alta comenzó el debate por la reforma judicial, impulsada por el Ejecutivo, a las 14.37.

Con 41 oradores anotados para el debate, el oficialismo impuso su mayoría, la aprobó y la giró a Diputados.

Según argumentó el senador, este cambio que imponía que los jueces denunciaran presuntas presiones mediáticas, se trató de “un anzuelo” para “que salgan todos los grupos mediáticos y muchos políticos que son voceros de ellos” a cuestionar la medida.

De este modo, ahora el “artículo 72 inciso E” establece que los magistrados deberán “comunicar en forma inmediata al Consejo de la Magistratura cualquier intento de influencia indebida en sus decisiones por parte de personas, grupos de poder, miembros del Poder Judicial, Ejecutivo o Legislativo, amistades o cualquier grupo de presión de cualquier índole“.

“Le sacamos la palabra mediático que tanto susto les daba“, afirmó Parrilli y añadió que “hay una presión mediática para incidir en la voluntad de los jueces”. “Armaron una gran batahola por este tema y lamento que haya senadores que se prendieron. Me parecen títeres de los medios de comunicación“, aseveró.

El senador Luis Naidenoff, a cargo del cierre por la oposición, expresó: “¿Las diferencias se dirimen en el Parlamento? Nosotros creemos que el Congreso es poder para tender puentes y facilitarle herramientas a la población”, dijo en respuesta a una carta que Cristina Kirchner había escrito días atrás.

Fuente: a24.com