El Foro de Concejales de la UCR manifiesta su posición respecto de la situación que nuevamente toca vivir a la educación y docencia chaqueña: “Estamos en presencia de un nuevo ciclo lectivo en el que una vez más se reitera la ausencia de respuestas y tratamientos URGENTES al sector educativo, y donde toda la comunidad continúa con la incertidumbre de saber a ciencia cierta si comienzan o no las clases (presenciales, virtuales o bimodal)”. 

“Una vez más, nos encontramos expectantes de escuchar las propuestas paritarias por parte del Gobernador, a través del Ministerio de Educación, y una vez más notamos la FALTA TOTAL DE RESPETO y MENOSPRECIO hacia la labor de quienes son los encargados de brindar educación formal a cada estudiante”.

“Hemos atravesado un 2020 difícil, con desafíos en todas las áreas políticas, económicas, culturales, por su parte los docentes han dispuesto su tiempo, sus energías, para no dejar caer este sistema educativo que por años vive postergado, lo han hecho con sus propios recursos, haciendo uso de aparatos tecnológicos que en su mayoría fueron adquiridos de su propio peculio. Asimismo, las miserables sumas de dinero que abonan por conectividad, no fue para la totalidad de los docentes, puesto que hubo niveles del sistema que no lograron acceder a dicho beneficio; asimismo, existieron docentes que acercaban cuadernillos, disponiendo sus vehículos para trasladarse”. 

“Por ello, entendemos que NO PODEMOS CONTINUAR ASÍ, necesitamos que las ESCUELAS estén en óptimas condiciones (con agua, baños, instalaciones que puedan ser desinfectadas de forma permanente, sólo por enumerar cuestiones que serían mínimamente básicas, y que no están garantizadas) que los DOCENTES SEAN REMUNERADOS CON SUELDOS DIGNOS, cuesta creer y aceptar el alto porcentaje de la familia docente que se encuentra por debajo de la línea de pobreza, teniendo en cuenta que la canasta básica está en aproximadamente $ 55.600”.  

“A todas luces, se evidencia cómo los sueldos han sido consumidos por los grandes niveles de inflación, y los fuertes ajustes que irracionalmente realiza en tiempos cortos el gobierno nacional, de este modo resulta prácticamente inviable pensar una vuelta a clases de manera silenciosa, el malestar docente no es por mero capricho, estamos atravesando una crisis económica que duele cada día más en la familia chaqueña. Es totalmente INACEPTABLE el ofrecimiento de un 10% de recomposición salarial, cuando aún queda pendiente dar cumplimiento  al compromiso de pago de la cláusula gatillo”.

“Brindamos nuestro TOTAL APOYO a la DOCENCIA CHAQUEÑA, queremos que toda la sociedad entienda que la vuelta a clases es Garantía del ESTADO PROVINCIAL, y no de los Docentes, detrás de cada uno de ellos también existe una familia que necesita cubrir sus necesidades básicas, acceder a una mejor calidad de vida, y ello sólo sería posible con un aumento en su salario, que supere a la inflación ya prevista para este 2021, salarios justos que dignifique la profesión docente”.

“APELAMOS a la predisposición y esfuerzo del Gobierno de la provincia del Chaco, para que este ciclo lectivo se desarrolle en óptimas condiciones sanitarias, resguardando la salud e integridad de estudiantes, docentes y familia en general”. 

“Basta de seguir vulnerando los DERECHOS HUMANOS, en este conflicto nos hallamos implicados TODOS, no podemos seguir permitiendo que nuestros docentes y estudiantes se encuentren en una encrucijada cada inicio de ciclo lectivo, es imperiosa la necesidad de concretar con hechos la garantía de acceso a la educación inclusiva y equitativa”.

“Queremos expresar nuestra gratitud a todos aquellos docentes que sostienen este sistema educativo, pero no podemos hacer oídos sordos a sus reclamos, los comprendemos, no es suficiente con Vocación de Servicio, es preciso UNA RECOMPOSICIÓN SALARIAL URGENTE, y adecuación de las instalaciones educativas para que las clases puedan darse en las aulas, en espacios físicos que les brinde tranquilidad y seguridad, tanto para ustedes como para cada familia de estudiantes”. Finalizaron.