El Complejo Ecológico nació el 1 de septiembre del año  1978 y surgió modestamente con una pequeña jaula en un sector de lo que entonces era el vivero municipal. Pero aún en sus inicios, con esta estructura mínima, el objetivo era crear un lugar no solamente de recreación para todas las familias de la región, sino también un espacio que ayudara a educar en la lucha al mascotismo que involucra a especies de la fauna silvestre, y recuperar animales autóctonos para intentar su liberación en áreas protegidas.

Actualmente, cuenta con  150 hectáreas que  albergan a más de  2000 animales de 215 especies diferentes donde se recrean ambientes naturales para la cría y manejo de especies en extinción. Por otro lado, cuenta con una reserva botánica en un sendero de 1.200 metros, donde se puede apreciar las variedades de especies de la flora chaqueña.

En el lugar existe un centro de recuperación de animales silvestres, donde se alberga y recuperan especies  autóctonas que son secuestradas del tráfico ilegal, rescatados de accidentes o fenómenos naturales. Con la recuperación y  liberación de casi 30.000 ejemplares de distintas especies en ambientes naturales de la provincia, en sus 43 años, es destacada entre las instituciones similares del país  y Sudamérica.

Es el mayor pulmón verde de la ciudad, un espacio sin antecedentes en toda Sudamérica con un perímetro de 25 hectáreas destinadas a  las familias para que  puedan realizar diferentes actividades recreativas.

Además, en este último tiempo se encuentra en plena ejecución la obra del Parque Sur en dicho Complejo que consta de paradores refugio o quinchos de 120 m 2, con  parrillas y mesadas, y acondicionamiento en general.
De esta manera, el Complejo Ecológico contará con otro espacio de infraestructura para la visita de la comunidad local y turística.

En el marco del mes del niño, alrededor de 65 mil personas visitaron el Complejo Ecológico, en su mayoría niños que ingresaron como invitados especiales como parte de los festejos  en la región. 

«Cientos de establecimientos educativos , iglesias, instituciones deportivas, merenderos, centros de integración fueron parte de estos miles de niños que nos hicieron muy felices visitando con un excelente comportamiento nuestro Complejo Ecológico Municipal», dijo Jorge García.