A horas de que los radicales de Resistencia vayamos a internas partidarias, en una clara muestra de participación democrática y haciendo honor a nuestros principios, vengo con humildad, mucho respeto y de buena fe a pedirles el acompañamiento a nuestra LISTA NARANJA.

En estás internas decidí acompañar a CARINA AVERIUZKO, primero porque tengo un gran respeto por su indudable trayectoria como radical y segundo porque estoy orgulloso que encabece la lista que nos representa, en razón de que siempre estuve convencido de las capacidades y la mirada que tienen las mujeres en la política, llenas de fuerza, coraje, y sensibilidad; de eso hace falta mucho en nuestro partido, donde nuestras mujeres han luchado por cada uno de sus logros y en esto CARINA representa algo muy valioso para la vida política: LA MILITANCIA; si bien no es un patrimonio exclusivo de nuestra lista, pero me llena de satisfacción que podamos mostrar mujeres y hombres que caminan los circuitos, que trabajan (muchas veces en silencio) para fortalecer nuestro partido y que con espíritu solidario llevan en alto la bandera del radicalismo en los barrios y asentamientos de nuestra ciudad.

Quienes, por esta circunstancia pasajera de la interna, son nuestros adversarios tiene mi respeto, reconozco en ellos su trayectoria, sus capacidades y su experiencia por haber trabajado codo a codo con muchos de ellos. A pesar de ello en estos días de campaña siento que ese respeto no ha sido reciproco para quienes integramos la LISTA NARANJA. Donde me ha tocado estar, ya sea en la gestión pública o en cargos partidarios, me he conducido siempre con honestidad, tratando siempre de dar la cara y, capaz con más errores que aciertos, atender a quienes con su trabajo han posibilitado que estemos todos en esos lugares, pero nunca dudando ni cuestionando su origen radical.

Representamos, sin dudas, a un sector que conduce otra mujer con peso propio en la política chaqueña como lo es AIDA AYALA, a quien muchos radicales pueden cuestionarla, pero que en lo personal valoro su valentía para ponerle el cuerpo a cada desafío electoral que se presenta para el partido, su capacidad de conducción en la gestión pública, su apertura para dejarnos trabajar y tomar decisiones en el marco de la construcción política y por sobre todas las cosas, su fortaleza para soportar los maltratos que sufre. Quienes niegan sus cualidades como dirigente política son ciegos o pecan de soberbia en sus acciones y en sus destrato para alguien, que a diferencia de muchos de nosotros, tiene un capital político basado en muchos triunfos y también en honrosas derrotas, pero siempre jugándosela por el bien del partido.

Luego del 15/05 sin dudas, como radicales que somos, trabajaremos para que el Chaco y Resistencia tenga un gobierno radical, sea quien sea quien vaya adelante. En eso fuimos, somos y seremos soldados de la causa radical. Y a los que quieren, malintencionadamente, instalar la duda sobre nuestra condición, sentimiento y actividad política sepan que no nos causan perjuicio, sino al contrario, dejan en evidencia su chatura e imposibilidad de convivir en el disenso. Por eso, humildemente y con la convicción de que somos una opción electoral válida, les pedimos a los afiliados su acompañamiento en estas elecciones internas para la renovación de las autoridades del Comité Capital.