Fiel al modelo Kirchnerista, volvemos a ser noticia mundial, pero nuevamente por manejos espurios por parte de su gobierno. Esta vez con los vacunados VIP (COVIP), el privilegio de ser amigo del poder en desmedro de las prioridades y de los mas necesitados.-

Si observamos con mayor detenimiento, vemos que la vicepresidente Cristina Fernandez de Kirchner (Multiprocesada) le tendió una trampa a Alberto y a Gines, con el fin de poner a una fanática de ella (que también debería renunciar) y no de Alberto, al frente del ministerio de Salud. Lo de verbitsky fue adrede, con el fin de excluir al Albertista Gines.

Nos encontramos ante una guerra (Interna dentro del oficialismo entre peronistas y kirchneristas) donde pulsean día a día, no hay diálogo entre ellos, lo cual deja como rehenes al pueblo Argentino. Demostrado cabalmente está, que a esta coalición de gobierno no le interesa las necesidades del pueblo, sino solo la lucha del poder por el poder mismo, independientemente si ello conlleva destruir la republica y el bolsillo de todos los ciudadanos.

Ahora bien, vale analizar la doble vara moral, con la que miden los actos de todos, en este caso con funcionarios de su mismo gobierno, así tenemos que a Gines (ministro de salud de la Nación) se le pidió la renuncia por su mal desempeño, pero en el caso de VICTORIA DONDA, pese a haber sido vergonzoso lo que se filtró e incluso la misma Donda reconoció públicamente, por lo cual puso su renuncia a disposición del presidente, y este no sólo no le aceptó la renuncia sino que cubrió públicamente con su apoyo, seguramente porque Donda es “K”, y volvemos a la interna antes señalada comandado todo desde el instituto patria.

Esto nos hace concluir en que es necesario la discusión participativa e inclusiva de todos los sectores para un gobierno más abarcativo y serio, en pos de resguardar a los intereses ciudadanos, despojados de todo otro interés.

Vacunados Vip??? un acto delictivo en desmedro de los más débiles y desamparados??? No sería necesario instar al poder judicial a avanzar de oficio una investigación nacional y dar con todos y cada uno de los responsables de facilitar las vacunas a quienes no estaban como prioritarios ni de riesgo??? Una incógnita que la acción u omisión de oficio de la justicia hablará por si sola. Recordemos que el gobierno nacional amenazaba a todos los argentinos que si no cumplían con los protocolos en pandemia incurrirían en un hecho delictual más una sanción económica y/o multa, como ha ocurrido.

No podemos desconocer que lo del Ministro Gines es sólo la punta del Iceberg, ya que igual de responsable es Carla Vizzotti (imitadora de payasos) por estar a la par de Gines y no haber denunciado estos hechos, como muchos otros más. Es claro que la complicidad era de muchos los que administran las vacunas, así como su distribución y aplicación en todo el país.

Todo parece una cortina de humo para tapar la destrucción del salario de los más necesitados, el aumento desmedido y cada semana del combustible, el aumento de los servicios que presta el estado, y el estancamiento de los sueldos pisados, así como la inflación que seguirá pulverizando el ingreso de los más débiles, la politización de la justicia, la aniquilación de la división de poderes, continuar largando presos bajo la excusa de presos políticos, preparando la cancha para la jefa en búsqueda de una ley de Amnistía, lo cual lo han hecho público, entre otras cosas.

No se recupera la confianza cambiando un ministro, No alcanza. Es necesario un sinfín de medidas coherentes en el tiempo, solo ello renueva y revive la confianza, Cosa que no se puede esperar de este gobierno sin rumbo ni comando conforme lo observado en estos 14 meses de puras contradicciones y tropiezos. Se burlaron de un país entero, Primero jugaron a los doctores, que era mas importante una vida que toda la economía del país, y así fundieron y siguen fundiendo la economía del país, encerraron a todos un año, para hacernos creer que nos cuidaban, y ahora la vacuna se la ponen ellos primero, y que los demás se mueran.
Vamos a poner a la Argentina de Pie, decían, vaya si son irónicos.