Las Palmas Chaco, 03 de diciembre de 2020
Por Zacarías Daniela Belén:

Hoy la comunidad educativa de los Institutos Terciarios (IES) del Chaco, se encuentran en un mar de incertidumbres en relación al posible ajuste en educación superior para el ciclo lectivo 2020 promulgado por la gestión del gobernador Jorge Milton Capitanich, que sin ir más lejos y a pesar de la pandemia (ASPO) por Covid19 no da marcha atrás a la reforma del Memorándum N°008-2020 emitido por la Subsecretaria de planificación educativa, ciencia y tecnología, que con el esbozo de que “en la provincia existe una sobreoferta de cargos docentes” tanto para el nivel inicial como para los profesorados y con la supuesta necesidad de crear en los mismos institutos tecnicaturas que respondan a la demanda de los sectores productivos insisten que la solución sería el recorte de las carreras terciarias. En este sentido, es inadmisible para los docentes, estudiantes y comunidad en general no oponerse a ésta política gubernamental que priva a las futuras generaciones desempeñarse profesionalmente en el ámbito educativo.

No obstante, en el Departamento Bermejo el Instituto de Nivel Superior “Padre Dante Darío Celli” de la localidad de Las Palmas (designado al sector público estatal de ámbito urbano) es la principal fuente y salida laboral para las demás localidades periféricas, ya que hace décadas y especialmente desde su fundación ha representado al trabajo y a la lucha colectiva de los pueblos para que el sector estudiantil pueda estudiar una carrera docente desde su residencia debido a que gran parte carece de oportunidades de formación universitaria.

Como estudiante del profesorado para la educación secundaria de Historia e hija de la educación pública, manifiesto mi incondicional apoyo a todo el plantel de rectores y docentes de los IES y sus anexos, con el fin de frenar este rotundo golpe a la institucionalidad educativa. No queremos ser técnicos, queremos ser formadores y forjadores del presente y del futuro de la Nación Argentina.