A pesar de que los registros de casos siguen altos, el gobierno confía en que con el plan de inmunización descenderá el número de contagios.

Nueva reunión de inicio de semana entre el gobernador Jorge Capitanich y quienes conforman el Comité de Monitoreo que sigue los indicadores de la pandemia en la que se evidenció que el escenario sigue siendo complejo para la provincia, que los valores de nuevos contagios y de porcentajes de positividad se mantienen altos pero no crecen, pero que desde el Ejecutivo entienden que se trata de una meseta alta, preocupante, que comenzará a descender a medida que avance el ritmo del plan de vacunación.

En línea con las determinaciones que se toman desde hace semanas, aún con valores que preocupan y con una ocupación de camas en el sistema de salud que se encuentra prácticamente al límite, en el Gobierno apuntan a una flexibilización progresiva en el corto tiempo para llegar a una habilitación plena de todas las actividades sociales, económicas y educativas sin perder de vista los recaudos que deben tomarse para evitar contagios.

En ese sentido, además de lo que el mandatario adelantará el sábado en oportunidad de inaugurar la delegación de una regional educativa en La Leonesa, de avanzar en la presencialidad educativa, ahora indicó que en la segunda quincena de julio las flexibilizaciones serán mayores para quienes estén vacunados o tengan el alta epidemiológica mayor a cuatro meses luego de haber sobrevivido a la enfermedad.

En lo que respecta a las cifras de la semana 66, para lo que son nuevos infectados cada 24 horas, los valores se mantuvieron prácticamente idénticos a lo que marcó el último reporte, ya que alcanzó a 875 cuando en el informe anterior era de 869 y en lo que sí hubo modificaciones, es la distribución geográfica porque creció la preponderancia en el interior para que baje naturalmente la incidencia en el total del área metropolitana.

El Gran Resistencia bajó de 492 casos por día que marcaba en el informe anterior a 422 mientras que el conjunto de localidades del interior chaqueño crecieron de 376 a 456 nuevos infectados cada 24 horas.

Las consultas por sintomatología también se mantuvieron en cifras similares al último recuento porque hubo un descenso muy menor, ya que pasaron a 112 por día por todos los canales que dispone el Gobierno a 102 en esta medición, escenario que también se dio con la positividad y los testeos.

El primer indicador determinó que el 33,6% de las 2607 muestras que se tomaron en la última semana dieron positivo para el Covid.

En relación con la estructura de contagios, como se dio en gran parte de la pandemia y profundizado ahora porque es el segmento de la población al que mayoritariamente aún no le aplicaron la vacuna, el porcentaje más alto se da entre quienes tienen entre 18 y 39 años, que reúnen el 55,7% de los infectados informados, dos puntos por encima de lo que se había notificado en el anterior reporte, le sigue los que tienen entre 40 y 59 años, que descendieron del 37% al 32%

Fuente: Diario Norte