La imagen de la nena que asiste a segundo grado en la escuela 680 de Miraflores es conmovedora, pero aún más conmovedora es la historia que hay detrás de esa imagen. Según relató Daiana Román, la mamá de la nena, su hija tiene que llevar una silla de su casa para tener en qué sentarse porque en la institución le dijeron que no tenían más sillas. “Ella es mi hija Luz, regresando de la escuela. Es alumna de la escuela número 680, alumna de 2do grado; y así como la ven, regresa con su silla porque en la institución pública no cuentan con suficiente amoblamiento”, relató la madre en su cuenta de Facebook junto a la foto de la nena regresando de la escuela con su mochila y una silla plástica.

El posteo de Daiana, la madre de la nena que regresa de la escuela con su silla ya que sostiene que en la institución le dijeron que no hay dónde se sienten los chicos (Captura Facebook)

La imagen provocó un gran impacto en los usuarios de redes sociales y en la comunidad en general. La mamá es docente, pero aclaró que “no lo digo como docente, me saco la chaqueta y hoy les hablo como mamá indignada, indignada porque la educación no les interesa; y después el palabrería que sale de sus bocas se escucha lindo; necesitamos que esto se solucione”, agregó.

En su posteo expresó que le parece “una falta de respeto que se le diga a los niños que tienen que volver a sus casas porque no hay donde sentarse. ¿Dónde está garantizado el derecho a la educación? Me gustaría saber dónde están los supervisores, el director regional, dónde están? Esto no ven, no pueden venir a ver si es realidad que los chicos no tengan donde estar sentados; pero sí pueden perseguir a los docentes que hacen paro reclamando un sueldo digno”, sostuvo.

Fuente: Diario Castelli On Line