Desde el mes de marzo, vienen bicicleteando y a los tumbos, esquivando baches e improvisaciones, convirtieron a los ciudadanos de Resistencia y a todo el gran Resistencia, en un “pueblo salteador”.
Se salta vallas de todo tipo para comprar un kg., de pan.
Se salta montañas de tierra, para comprar arroz, fideos.
Se salta accesos soldados para llevar a las familias un poco de comida.
Se salta y se esquivan los controles para conseguir un corte de pasto, un laburo de albañilería, etc, a riesgo de sus propias vidas y sus afectos para conseguir el sustento diario. A riesgo de perder su libertad personal por horas en comisarías inundadas de ciudadanos, poniendo en riesgo no solo la salud, sino la de centenares de funcionarios policiales, en lugares no aptos para acumular, semejante cantidad de personas hacinadas.

POLITICAS NO-PUBLICAS, cero. Oídos sordos a las sugerencias de los Sectores vinculados a la salud pública como privada, lo que determinó a la intervención de hecho del gobierno nacional, en el sector. Le puso un ritmo desenfrenado al desconcierto del gobierno provincial y municipales.
Las decisiones erráticas del gobierno, llevo necesariamente a la desconfianza de la ciudadanía, que enfrentan de hecho a cualquier medida de prevención y control.
Se enfrentan al poder, con bicicletas y motos, llevadas al extremo hicieron que se ingenien de todas las maneras posibles, para llevar algo a las heladeras vacías. Ni hablar, de la pandemia comercial e industrial, de la producción. La situación de las pequeñas y medias empresas, emprendimientos individuales y familiares es una película de terror.
Fundidos, reconvertidos, asistidos, todos asfixiados. Sin consumo no hay comercio. Empleados en blanco o no, sufren la desidia gubernamental, al que habría que ofrecérsele una brújula para que retome el camino que todos los chaqueños deseamos. Nosotros, con barbijos, que parecemos a los pistoleros de las películas de far west. Ellos a sus anchas sonrisas, se pasean en helicópteros, aviones, autos oficiales, y recorren toda la provincia expandiendo el contagio por todo el territorio, poniendo en riesgo la salud y la vida de miles de ciudadanos. La desconsideración hacia la fuerza policial, sin provisión de los elementos imprescindibles de bioseguridad. Esta se llevó la vida de un subcomisario. Y de los que desconocemos?

EDUCACION. Será un Ministerio? Es una delegación de la no política educativa. Creen que estamos como el estado de ciudad autónoma de buenos aires. Cuántas conexiones de internet tienen los padres en esta provincia empobrecida? Cuantos padres estamos en condiciones de sentarnos con nuestros hijos para intentar ayudarlos? La mayoría esta corriendo detrás de una changa para el sustento diario.
PRODUCCIÓN. Si hubieren puesto el mismo empeño, como lo hicieron para llenar las comisarias de detenidos, la actividad productiva seria otra. Han descuidado TODO. SALUD EDUCACION
SEGURIDAD TRABAJO

PRODUCCIÓN Están matando los sueños de una provincia decente.
De una provincia con paz, de una con fuerza y empuje. De una provincia que no renuncia a sus aspiraciones de vivir dignamente.

CAPITAN FIEBRE Y CODITO MARTIN, nos están llevando a Conformarnos como una sociedad DUAL. Ricos, si quedan, la inmensa mayoría de pobres por otro lado. Ese destino no está escrito en los sueños, anhelos y esperanzas de la inmensa mayoría de los chaqueños.