Los abajo firmantes, somos referentes e integrantes de distintas organizaciones sociales y civiles, movimientos e instituciones vecinales, y ciudadanos chaqueños que vivimos, trabajamos y cumplimos distintos roles en nuestra provincia y que luchamos por un futuro mejor para nuestra sociedad.

Es por tal motivo, no podemos permanecer indiferentes ante las distintas problemáticas que debemos enfrentar día a día . Y en esta oportunidad, a través de la presente MANIFESTAMOS NUESTRA ADHESIÓN Y ACOMPAÑAMIENTO AL JUSTO RECLAMO DE TODA LA FUERZA POLICIAL Y PENITENCIARIA DEL CHACO.

No somos parte del personal policial, ni familiares de ellos; pero no implica ello que desconozcamos los problemas de la institución policial y por lo tanto lo que suceda dentro de la misma nos afecta directa o indirectamente pues somos todos miembros de una misma comunidad. Y las carencias y dificultades o sufrimientos de un sector repercuten en los miembros de otros sectores.

Todo el pueblo chaqueño necesita que las fuerzas de seguridad pública sean respetadas y su trabajo valorado y dignificado con acciones concretas que las reconozcan como tal.

Ellas tienen la noble y gran misión de defender las instituciones democráticas y los derechos de los ciudadanos consagrados en nuestra Constitución Nacional y Provincial y todas las normas que de ellas derivan y en este último tiempo han trabajado incansablemente ante la situación de “pandemia”.

Nuestro país y nuestra provincia en particular está viviendo quizás los momentos más difíciles de su historia y por ello el pueblo es consciente que debemos estar unidos defendiendo los valores virtuosos como la dignidad humana, la libertad, la familia, la vida; es por ello que sentimos el deber moral de involucrarnos en causas como las que nos convoca hoy pues, de no hacerlo, seguramente lamentaremos situaciones que nos afectarían a todos.

Desde ya nuestra solidaridad y respaldo a las fuerzas de seguridad policiales y penitenciarias del Chaco, así como a las de todo el país pues sus peticiones son justas y necesitan una respuesta favorable con urgencia de parte del gobierno, lo cual contribuirá a la paz social.