CARTA ABIERTA A LOS VECINOS DE LA CIUDAD DE RESISTENCIA

He recurrido a este medio, para lograr una mayor difusión, del pedido que les quiero realizar desde mi corazón, porque creo imprescindible contar con el apoyo de ustedes.

En vísperas de unas nuevas fiestas de fin de año, cuando ya todos pensamos en armar el arbolito, cuál será el menú de la noche del 24 y el 31, que la pirotecnia no sea parte de nuestras celebraciones. Por el bien de los nuevos integrantes de las familias, como los bebés, las niñas y niños con trastornos del espectro autista, los adultos mayores y nuestras mascotas.

Fue un año muy duro, a algunos nos tocó perder familiares o amigos, otros no podrán celebrar como quisieran, no permitamos que sea aún peor para quienes tienen mayor sensibilidad. Si algo nos enseñó este 2020, es que cuidando a uno cuidamos a todos, que eso también repercuta en esas noches, tal vez en casa no hay quien sufra con los ruidos, pero tal vez al lado sí y sin querer, evitando el uso de pirotecnia estamos contribuyendo a otros, a tener una feliz navidad y año nuevo.

Recordarles, además, que la ciudad se encuentra adherida, a través de la Ordenanza 13261, a la campaña Nacional más luces menos ruidos, donde se trata de que si compramos algún elemento pirotécnico el mismo no tenga sonido. Y si queremos hacer otro acto de bien, con ese dinero que no ocupamos en pirotecnia, podemos comprar algún budín o pan dulce para quienes más lo necesitan y llevarlo a la peatonal, donde un grupo de jóvenes de la ciudad se encuentra recolectando, todos los viernes del mes.

Y por último y por eso no menos importante, cuídense ustedes mismos, los accidentes lamentablemente nunca faltan y los hospitales hoy, están ocupados curándonos de un virus mortal, no le demos trabajo innecesario. Con acciones pequeñas estamos ayudando a una comunidad entera, por favor ¡NO USEMOS PIROTECNIA!