Tras varias idas y venidas y luego de que ayer se produjeran otra vez escaramuzas en cercanías a la residencia oficial y que incluyó la detención de dos dirigentes sociales, el Gobierno decidió avanzar con lo que había anunciado el domingo el gobernador Jorge Capitanich y buscará vía judicial ponerle un freno a los piquetes, desde una perspectiva sanitaria, para evitar aglomeraciones y con eso evitar contagios del coronavirus en tiempos en los que Resistencia volvió a tener una participación importante en el número de infectados con un acumulado de casos que mantienen una estabilidad alta.

Se promueve la “restricción de ingreso y circulación al macrocentro de la ciudad de Resistencia, de toda clase de aglomeración de personas y el establecimiento de un cordón sanitario con el objeto de impedir la circulación viral.

Solicitan se establezca cordón sanitario por los corredores de la Avenida Alvear, Av. Castelli, Av. Las Fieras, Av. Velez Sarszfield, Av. Lavalle. Av. Laprida, Av. Avalos y Av. Hernandarias, Barrios La Liguria y Villa Río Negro. Villa Centenario, Villa Palermo I, Villa el Dorado, Don Alberto. Villa Palermo 2, Don Andrés, Villa Libertad, con auxilio de las fuerzas de seguridad, con estricto control a fin de prevenir la propagación exponencial del virus COV1D-19”, señala el escrito presentado ante el Juzgado de Garantías N° 1 a cargo de María de las Mercedes Pereyra.

“Allí finca el mayor foco de contagios y esparcimiento del virus, por lo que se instrumentarán distintas medidas para despejar el micro y macrocentro de Resistencia, pero sin afectar la libre circulación de la ciudadanía y respetando el derecho a trabajar de todos aquellos que cumplan su labor en esas áreas, y del sector comercial, que se ha visto tan castigado con la situación imperante generada por la pandemia”, agrega el documento, vale señalar que en el último informe del comité de crisis se señaló el aumento de casos en la capital chaqueña principalmente en aquellos barrios de la zona Sur.

Fuente: Diario Chaco