El fideicomiso inmobiliario impulsado por el IPDUV busca reducir el déficit habitacional y brindar nuevas posibilidades de crecimiento y expansión para las familias chaqueñas.

“Con estos proyectos pretendemos que el ahorro privado genere nuevas viviendas”, agregó el mandatario.

El gobernador Jorge Capitanich participó del sorteo, este martes, de los 24 beneficiarios y beneficiarias del Fideicomiso Inmobiliario Mi Hogar I, un programa del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y de Vivienda (IPDUV) para acceder a departamentos que serán construidos en el barrio Llaponagat de Resistencia.

“Este programa cumple con dos derechos en simultáneo: el de vivienda digna y el de trabajo digno. La empresa CONING y el IPDUV tenían esta iniciativa desde hace mucho tiempo.

Desde mi gestión en la intendencia de Resistencia trabajamos para acondicionar la zona donde será emplazado el edificio”, indicó el mandatario, quien aclaró que “a través del sorteo se fomenta la transparencia para que todos los inscriptos tengan la misma posibilidad de salir adjudicados”.

El edificio estará ubicado en la avenida López Piacentini, entre Duvivier y Manuel Gutiérrez, en el barrio Llaponagat de Resistencia.

Constará de 24 departamentos y cocheras, distribuidos en cuatros pisos de seis unidades funcionales cada uno. Cada departamento tendrá dos dormitorios, un baño y balcón, y podrán variar entre 64, 67 y 69 metros cuadrados.

Además, en el primer nivel se construirán dos unidades adaptadas para personas con discapacidades.

El valor promedio de un departamento con cochera es de 112.000 UVI, es decir, unos 7.043.160 de pesos a la fecha de lanzamiento del programa, el pasado tres de febrero (el precio varía según el valor de la UVI al momento de la financiación). Para este sorteo se inscribieron 668 personas a través de Tu Gobierno Digital.

Durante el acto realizado en el Club Personal de Vivienda se sortearon dos titulares para el cupo de personas con discapacidad y 22 generales, además de sus respectivos suplentes.

Los beneficiarios deberán entregar toda la documentación requerida durante la próxima semana para, una vez aprobada la solicitud, abonar el 40% del inmueble.

En caso de no contar con ese pago inicial –estimado en unos 3.059.840 de pesos–, Fiduciaria del Norte podrá financiar hasta un millón de pesos en 15 cuotas mensuales, que deberá cancelarse antes de que finalice la construcción del edificio. A partir de la entrega del módulo, el beneficiario deberá abonar el 60% restante al IPDUV en un plazo máximo de hasta 35 años.

“Con estos proyectos pretendemos que el ahorro privado genere nuevas viviendas”, destacó Capitanich, al mismo tiempo que afirmó que “estamos trabajando con el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación para suscribir los convenios para la construcción de nuevas viviendas para la provincia y terminar las que se iniciaron en la gestión anterior. Eso es muy bueno porque genera trabajo y mejora la calidad de vida de las familias chaqueñas”.

Por su parte, el presidente del IPDUV, Diego Arévalo, describió que “se trata de una iniciativa que pudimos concretar junto con el sector privado, que es lo más novedoso. Trabajamos para generar y construir oportunidades para todos y todas, para que la vivienda no sea una cuestión de privilegio”.

En este sentido, Arévalo remarcó el hecho de que sea “a través de un sorteo público con escribano que se pueda garantizar la transparencia de las asignaciones, para que este se transforme en faro de cómo se asignan los bienes y recursos del Estado”.

“Agradecemos a CONING y al trabajo que realiza Fiduciaria del Norte con el fin de fomentar proyectos productivos, y en este caso, habitacional”, finalizó.

Fuente: Diario Primera Línea