“Hemos tenido un desmejoramiento en los indicadores ante el aumento de casos”, confirmó Jorge Capitanich.

Se refirió a las fiestas clandestinas, aglomeración de personas y reuniones familiares sin protocolos como parte de la problemática que comenzarán a fiscalizar.

Se decidió no avanzar de fase en tres semanas y constituirán una fuerza de trabajo entre la Policía y justicia para efectuar la fiscalización para evitar focos de contagio. Volverán las restricciones de circulación en puntos críticos.

“Tenemos 9% de las camas de terapia intensiva ocupadas y el 25% de las camas dispuestas en los módulos Covid-19”, detalló el gobernador.

Fuente: Diario Tag