El gobernador Capitanich se mostró preocupado por los episodios delictivos y violentos que tuvieron que lamentar en Presidencia Roque Sáenz Peña.

Por eso, estamos avanzando en un trabajo de coordinación entre las fuerzas de seguridad nacional y provincial.- comentó el gobernador

Agregó que le han solicitado al ministro de Seguridad Aníbal Fernandez un refuerzo de un dispositivo para fortalecer la capacidad de acción.

Pretendemos disponer de un equipo de 500 agentes, con patrullaje e intensificación de las acciones operativas en territorio.

No podemos permitir la existencia de bandas que violen la ley. El abordaje en materia de seguridad debe ser integral, sistémico y en conjunto entre las distintas fuerzas. Vamos a tomar las decisiones correspondientes para actuar con todo el peso de la ley.- concluyó Capitanich