Los trabajadores del organismo denuncian que la actual gestión está ejecutando acciones para vaciar el organismo y desterritorializar la política de DDHH.

En estado de alerta y movilización permanente, las y los agentes del Comité se manifestaron por el despido de seis trabajadoras y trabajadores, decisión que entienden va a repercutir en desmedro del trabajo realizado en el interior provincial.

También los trabajadores temen por su continuidad laboral ante la falta de precisiones en la renovación de los contratos y la nula recomposición salarial de los mismos acorde a la pauta general provincial.

Cabe recordar que dos autoridades actuales del Comité, Ariela Alejandra Álvarez y Darío Edgardo Gómez, cuando estaban al frente de la anterior gestión en 2019, fueron denunciados por el personal de la institución por persecución laboral, acoso laboral, violencia institucional y discriminación.

Desde ATE Chaco se impugnó su postulación para una nueva designación, pero el reclamo fue desestimado.