Esta posibilidad fue anticipada por el gobernador, Jorge Capitanich. El primer mandatario señaló que la idea es que el presidente de la Nación inaugure obras en el Chaco y luego ambos viajen hasta Puerto Iguazú, donde se realizará una nueva cumbre de los gobernadores del Norte Grande. Anticipó además que, junto con sus pares, buscará avanzar en la bonificación de las tarifas de energía eléctrica y en la equiparación del valor del combustible.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, visitaría el Chaco el 29 de abril próximo, para luego viajar hacia Puerto Iguazú donde se realizará una nueva cumbre de gobernadores del Norte Grande.

La posibilidad de la visita presidencial la dio a conocer este lunes el propio gobernador, Jorge Capitanich. “La próxima reunión (de los mandatarios del Norte Grande) es el 30 de abril en Misiones. La idea es que el presidente venga el 29 a Chaco e inaugure varias obras y de ahí nos vamos a Puerto Iguazú”, anticipó.

En relación a lo que sucederá en la reunión con sus pares del norte, Capitanich indicó que en el encuentro se volverá a insistir en temas que ya fueron planteados al presidente: uno es el precio diferencial del combustible para equipararlo con los que se cobra en el centro del país, otro es la tarifa de energía eléctrica diferencial para esta región y el restante es la corrección del subsidio al transporte público de pasajeros, para elevarlo en igual porcentaje al que se abona en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

“Estas son decisiones de Estado que, en caso de darse, favorecerán al norte argentino, al Chaco y al bolsillo de cada chaqueño y chaqueña”, remarcó Capitanich.

Cabe recordar que en la última cumbre de gobernadores realizada el viernes en Catamarca, Fernández atendió un pedido realizado por los primeros mandatarios del Norte: la reducción paulatina de los aportes patronales para futuras contrataciones en las industrias de la zona.

El nuevo régimen incluye la reducción de 70% de las contribuciones patronales de nuevas contrataciones a trabajadores varones el primer año, 45% el segundo año y 20% de reducción el tercer año. En el caso de las nuevas contrataciones a trabajadoras mujeres; travesti, transexual o transgénero, la reducción de las contribuciones patronales es de 80% el primer año, 55% el segundo año y 30% el tercer año.

Fuente: Chaco Día por Día